Apoyo emocional en la búsqueda de un bebé

Tanto hombres como mujeres pueden experimentar emociones fuertes y a veces, contradictorias – sobre todo cuando el bebé tarda más que previsto en llegar.

Aceptarlo, y pedir ayuda para gestionar estas emociones, es el primer paso para vivirlo mejor.

“Quien espera, desespera”, dice un refrán, y es totalmente cierto, yo misma lo viví en mis carnes, en esa búsqueda con esa maternidad soñada, no sólo por parte de la madre sino también del padre. Pero esa desesperación, ese estrés emocional, esa angustia y ansiedad que provoca en la mujer, en la pareja cada vez que cumplimos el mes y no llega, no es nada bueno para el objetivo que tenemos en mente y en nuestro corazón. Por eso, aprender a gestionar desde el principio esos estados de ánimos por los que la pareja, la madre sobre todo va pasando en este proceso son cruciales. “Cuando consigas relajarte, quedarás embarazada”, y no es un pensamiento alejado, es un pensamiento con mucha razón de peso. Nuestra mente, nuestro cuerpo, nuestro aparato reproductor es muy inteligente, es responsable de la protección de ese nuevo ser que puede venir en camino y si todo nuestro yo interior, físico y mental, entiende que no existen alrededor las condiciones necesarias para que se dentro de nosotras crezca un nuevo ser, no ocurrirá, por eso es necesario poner de nuestra parte y ayudarnos, estando tranquilas, relajadas, felices, ilusionadas, positivas, conscientes, evitando estrés del trabajo, estrés físico y mental.

web3-girl-mental-illness-anxiety-problems-crisis-shutterstock_683054047-photographee-eu-ai

Por eso, desde Mujeres Luna, nos preocupamos por que tu Fertilidad Emocional esté equilibrada. Trabajamos y te acompañamos para que este nuevo camino hacia tu “ferticidad”, sea lo más hermoso, mágico y agradable posible.